Dormir Boca Abajo

5 Razones para Dejar de Hacerlo

Si perteneces a esos 7% de la humanidad que prefiere dormir boca abajo, tenemos malas noticias para ti. 

​Mientras ninguna postura de dormir es perfecta, la de dormir boca abajo tiene una sola ventaja: es casi imposible roncar en ella. Sin embargo, son varios los inconvenientes que deberías tener en cuenta si esta es tu postura preferida.

Dormir boca abajo puede causar problemas fisionómicos graves y afectarte no solamente durante el sueño sino también en tus actividades diarias. Además de estar poniendo en riesgo tu espalda y las articulaciones, tu calidad de sueño es probablemente inferior comparada a las otras posturas.

A continuación te contamos más detalles junto con algunos consejos prácticos para disminuir los riesgos.


LESIONES O DOLENCIAS CAUSADAS POR DORMIR BOCA ABAJO

#1 Dormir boca abajo produce TENSION en la espalda

De todas las posiciones que solemos adoptar al dormir, los que duermen boca abajo son los más propensos a sufrir dolores en la mañana. Estos pueden afectar las articulaciones, el cuello o los hombros, pero la causa verdadera está en la espalda.

Por una cuestión de distribución de peso, el centro de tu cuerpo que es donde más peso llevas se queda hundido en el colchón cuando duermes boca abajo. De esta manera la presión de todo tu cuerpo se concentra en la zona central de tu columna. Esta presión hace imposible asumir una postura neutral, lo que inevitablemente atrae problemas.

Si pasas varias horas todas las noches en esta postura, la tensión se propaga a otras partes del cuerpo. En la mayoría de los casos a tu cadera, cuello, hombros y cotillas. En ese sentido la columna vertebral actúa como conductor del sistema nervioso y no extraña que los dolores aparezcan en otras zonas del cuerpo.

Adicionalmente, pasar muchas horas con la espalda fuera de alineación puede manifestarse a lo largo del día en forma de hormigueo en las extremidades.

Más de 80% de la humanidad sufre de alguno o todos estos síntomas a lo largo de la vida. Pero si vives con ellos a diario cambiar tu postura de dormir podrá traerte un alivio casi instantáneo.

#2 Causa DOLORES CERVICALES

Si duermes boca abajo lo más probable es que te pases la noche con el cuello torcido hacia un lado (a no ser que hayas encontrado la manera de respirar a través de la almohada).

El problema con esto, además de bloquear las vértebras cervicales, es que fuerza la cabeza hacia atrás, hacia un alineamiento antinatural desde el punto de vista fisionómico. Quizás se sienta cómodo al principio, mientras te estás quedando dormido, pero después de 8 horas las consecuencias son inevitables.

En el peor de los casos, el efecto acumulativo de años durmiendo con el cuello torcido y estirado, puede causar hernias discales. Estas ocurren cuando esas almohadillas blandas y gelatinosas ubicadas entre las vértebras se desgarran y se escurren por una perforación en su capa protectora. Como es de asumir, esta condición es extremadamente dolorosa.

Aunque las hernias son las consecuencias más extremas, otras más cotidianas, como calambres en el cuello y cansancio general son muy molestos si los sufres de manera crónica.

como dormir boca abajo perjudica la espalda

#3 Afecta a la CALIDAD DEL SUEÑO

Con la presión que sufre tu cuello, columna y las articulaciones, estás más propenso a estar inquieto durante la noche, cambiándote de postura y buscando maneras de acomodarte. Como consecuencia el cuerpo no consigue completar los ciclos del sueño y conseguir la cantidad correcta de la fase REM. Como resultado, la calidad del sueño es inferior y los despertares más difíciles. A su vez esto afecta el humor, te hace más propenso a sufrir accidentes por descuido y puede hasta verse reflejado en cambios en la tensión sanguínea.  

#4 Dormir boca abajo PERJUDICA LA DIGESTIÓN

Si todavía no te ha entrado el susto suficiente, hablemos de tu digestión, ese proceso tan básico y clave para mantener una salud óptima.

Dormir boca abajo es lo peor que puedes hacer para el reflujo y ERGE ya que esta postura hace que el esófago esté en línea con el estómago permitiendo que el ácido estomacal pase libremente hacia arriba.

Además, con esta postura todos los órganos vitales se encuentran oprimidos durante periodos largos de tiempo.

#5 Empeora las ARRUGAS

Y también la caída de pechos en las mujeres. Pasar muchas horas aplastado contra el colchón y la almohada causa fricción y estira la piel. De hecho, los que suelen dormir boca abajo normalmente tienen más pronunciadas las arrugas en la frente.


Ahora, antes de empezar a preocuparte habría que determinar si realmente duermes boca abajo. Aunque sea esta tu posición preferida para conciliar el sueño, es posible que pases la mayor parte de la noche en otras posturas. Si duermes con pareja quizás te puedan dar alguna pista si eso es realmente así. Alternativamente te podrías grabar para verificar. 

Si efectivamente compruebas que pasas la mayor parte de la noche en la postura boca abajo, te aconsejamos intentar hacer la transición a alguna de las posturas alternativas.


¿CÓMO HACER LA TRANSICIÓN A OTRAS POSTURAS?

No será fácil, pero se puede entrenar.

Lo primero que puedes intentar es colocarte de lado con un par de almohadas a la altura de las costillas. Esto ayudar en prevenir que te vuelques y te mantendrá más cómodo. Si no resulta, siempre puedes sustituir las almohadas por unas pelotas de tenis – una técnica antigua y quizás un poco más radical, pero parece que funciona.

Similar a este método es el de la nuez y aunque puede parecer broma, hay los que juran por este método. Consiste en fijar una nuez con su cáscara, o cualquier objeto similar en su geometría y tamaño, a tu vientre. De esta forma cuando intentes colocarte boca abajo sentirás como este se hinca y volverás rápidamente a la postura de lado.

También, puedes usar una almohada cervical ortopédica. Estas están diseñadas especialmente para educar el cuerpo para estar en la posición correcta, además de estar extremadamente incómodas para los que duermen boca abajo. Las almohadas de cuerpo completo también te pueden proveer de ese apoyo extra para hacer la transición más fácil.

Y si todo falla, te puedes ir al sofá, suponiendo que éste esté suficientemente acolchado. Así tendrás menos ancho disponible para colocarte en tu postura preferida y te verás obligado a  dormir de lado.

¿y si quieres seguir durmiendo boca abajo a pesar de todo?

Si después de todo no hemos conseguido convencerte que cambies de posición para dormir, hay algunas cosas que puedes incorporar en tu rutina nocturna para evitar las complicaciones en la medida de lo posible:

  • Asegúrate que tu colchón es suficientemente firme para mantener tu columna en una posición neutra e impedir que tu pelvis se hunda. Un colchón demasiado firme agregará presión en tu espalda y uno demasiado blando hará que tu pelvis se hunda en él. Tus mejores opciones son colchones viscoelásticos, de látex e híbridos, pero evita los de resortes  por su efecto rebote y tendencia a ceder con el tiempo.
  • Dormir boca abajo es suficientemente duro para tu espalda, no lo empeores sacando la pierna hacia un lado. Además de la compresión, esto produce torsión en la espalda baja. Procura mantener las piernas estiradas.
  • Mejor sin almohada o usa una muy fina. Cuanto más fina la almohada menos se te torcerá el cuello.
  • Usa una almohada pequeña y firme debajo de tu pelvis. De esta manera tu espalda podrá asumir una posición más neutra y la espalda no se encontrará tan comprimida.
  • almohada pequeña y firme debajo de tu pelvis. De esta manera tu espalda podrá asumir una posición más neutra y la espalda no se encontrará tan comprimida.
  • Estírate bien por la mañana. No hace falta que hagas una clase completa de yoga, unos minutos de stretching muy simple ayudarán que tu cuerpo vuelva a alinearse.

Si conoces a alguien que duerme boca abajo, comparte este artículo con él
¡Gracias!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
>
Don`t copy text!